martes, marzo 10, 2009

Lesiones físicas y morales.

Primero contaros para los que aún no lo sabéis, que me he roto el humero.

Tengo una fisura en la cabeza del húmero, que puede curarse sola o requerir cirugía, el tiempo dirá.

No os preocupéis, no es más que un gran incordio, usar el teclado es un rollo, no puedo ir a trabajar, estoy de baja y según la ley francesa he de quedarme en casa todos los días hasta las 4 de la tarde (manda webs) así que más que dolor físico(que lo hay pero poco) es dolor psíquico, encerrado en mi piso de 27 m^2 las paredes son la peor jaula que haya tenido.


No puedo leer a gusto (sujetar el libro con la izquierda, el brazo dañado, cuesta mucho) No puedo jugar al ordenador a gusto, no puedo recoger la habitación porque no puedo mover los muebles, en fin un tedio total.


He aprovechado para leer bastante y he descubierto que tenía varias ideas neocon que debería replantearme, nunca esta mal hacer limpieza primaveral del alma y admitir los errores.

He podido verme con 70 años conectado a un ordenador tal que ahora, hablando al vacío del ciberespacio sin sentirme más solo o más acompañado que en estos momentos.

Por algún motivo no siento la necesidad de compartir mi vida en el grado en que supongo hay que compartir en una relación, aunque tampoco me opongo a que nadie quiera descubrir mi vida, me siento como los gorilas de la selva, no buscando el contacto del investigador, pero tampoco rehuyéndolo.


Me pregunto si es por no sentirme un vendedor de mi propia mercancía, por miedo a entregarme demasiado, miedo a imponerme demasiado a otra persona o simplemente una carencia o exceso de algún equilibrio mental, ¿se puede sufrir locura por un exceso de cordura?


Por cierto si alguien sabe como se toca una concertina, estoy pensando en conseguir una, tal vez las cuchillas del tango rasgando mi ser abran heridas que quiera curar, o rompan las pústulas de mi alma que guardan las enfermedades del corazón.


En el ejemplo del anterior post aunque parezca mentira hay un numero real de veces que una compañía haría funcionar dicho botón, dependiendo de las compensaciones que puedan derivarse, del tamaño de la compañía y de la cúpula directiva, sin olvidar por supuesto el % de beneficio que se desee obtener.

3 comentarios:

BinaryBea dijo...

Ánimo con ese brazo Hernán, que te mejores.

Besos,
Bea

soyleyenda dijo...

Manda cojones que nunca te hayas puesto a recoger tu habitación y te acuerdes ahora que tienes el brazo chungo... seguro que el golpe no te lo diste en la cabeza? y que conste que nosotros te queremos igual, eh!

A ver si cuando te dejen salir de casa te pasas por Dublín.

Hernan Kowalsky dijo...

nunca he pasado tanto tiempo en mi habitación sin estar pegado al PC y es ahora cuando veo el desorden.